Seguridad en hoteles y prevención de riesgos

Actualizado: 21 oct

Trabajador abriendo puerta de la habitación del hotel
Seguridad en hoteles

Los hoteles son una industria de servicios que está directamente relacionada con el público. La responsabilidad de los propietarios de los hoteles, los directores generales y otros miembros del personal es asegurarse de que los huéspedes estén cómodos y se sientan seguros en todo momento. Además, es importante que el personal del hotel entienda los riesgos de seguridad y tome medidas para mitigarlos. Los hoteles deben ser lugares seguros tanto para los empleados como para los huéspedes.

Hay varios peligros comunes en los hoteles: resbalones y caídas, exposición a productos químicos o microorganismos peligrosos, incendios y quemaduras, descargas eléctricas por aparatos o problemas de cableado, humos tóxicos de productos de limpieza o materiales de construcción, problemas ergonómicos con objetos pesados o posturas de trabajo incómodas, lesiones de espalda por levantar muebles o colchones repetidamente (especialmente si no hay un programa de asistencia a los empleados), pinchazos de jeringuillas usadas en habitaciones ocupadas anteriormente por consumidores de drogas o de drogas inyectables (UDI), resbalones en suelos mojados o tropiezos en escaleras inseguras; exposición a agentes patógenos transmitidos por la sangre, como el virus de la hepatitis B (VHB) y el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH); infecciones por úlceras de decúbito; exposición al amianto; explosiones causadas por fugas de gas; intoxicación por monóxido de carbono debido al mal funcionamiento de los equipos de calefacción; ahogamiento en jacuzzis; así como mordeduras de serpientes/arañas/escorpiones venenosas. En este blog nos centraremos en algunos de estos riesgos laborales más comunes, propios de los hoteles, y en cómo pueden prevenirse.

Recuerda que lo mejor sería poder contratar a un guarda que tenga cursos de vigilante de seguridad, porque así podrá mantener a tus huéspedes seguros en todo momento.


¿Estás de vacaciones y buscas un hotel en Barcelona España? ¿O prefieres un hotel con jacuzzi en habitación? Entonces echa un vistazo a esta otra entrada de blog

Los 10 hoteles más lujosos de España

Instalación de equipos de seguridad y prevención de riesgos


Una inspección minuciosa de los equipos e instalaciones del hotel es el primer paso para prevenir lesiones. Es importante conocer los peligros que presenta cada equipo y tomar las precauciones necesarias para evitar lesiones.


Levantamiento manual

El uso de equipos mecánicos de elevación debe ser siempre la primera opción para levantar objetos pesados. Si no es posible o no tiene sentido utilizar dicho equipo, los empleados deben levantar siempre con las piernas y no con la espalda.


Puertas

Se recomienda el uso de puertas para bloquear las escaleras y otras zonas con alto riesgo de resbalones, tropiezos y caídas. También se pueden utilizar tabiques para separar las zonas peligrosas de aquellas en las que pueda estar el público.


Suelo antideslizante

El material del suelo de las zonas de alto tránsito debe ser antideslizante. Las alfombras en las habitaciones y zonas públicas pueden parecer decorativas, pero pueden causar lesiones importantes si no están bien colocadas. En caso de que sea uno de los hoteles para niños, debes prestar más atención a este aspecto, ya que los niños suelen correr por todos lados.


Resbalones, tropiezos y caídas


Los resbalones y las caídas se encuentran entre las lesiones más comunes en los hoteles y pueden dar lugar a importantes pérdidas monetarias y a una angustia psicológica. Las caídas pueden ocurrir en cualquier lugar, incluso en lo que parece ser una superficie perfectamente segura, y pueden ser causadas por muchos factores diferentes.


Condiciones de la superficie

El primer factor, y el más importante, que hay que tener en cuenta para prevenir las caídas es el estado de la superficie. Las superficies deben estar secas, limpias y sin materiales sueltos como tierra, piedras, rocas o semillas. Los empleados deben comprobar regularmente el estado de las superficies en su área de trabajo. Si estás en un hotel con jacuzzi en la habitación, tendrás que prestar especial atención al salir de él, ya que los resbalones suceden fácilmente.


Iluminación

Las luces tenues o parpadeantes pueden crear ilusiones visuales que pueden provocar caídas. Los empleados deben informar inmediatamente de las luces defectuosas o tenues.


Mesas y sillas en un restaurante iluminado
Restaurante de hotel

Exposición a productos químicos u otros peligros


Los hoteles suelen considerarse lugares seguros, pero muchos productos de limpieza u otros productos químicos comunes pueden ser peligrosos si se utilizan de forma incorrecta. Es importante que los empleados sepan con qué productos químicos trabajan y cómo utilizarlos de forma segura.

Muchos productos de limpieza contienen sustancias tóxicas que pueden causar irritación de la piel, problemas respiratorios e incluso ceguera. Por eso es importante que los empleados utilicen la cantidad correcta de limpiador y lleven equipo de protección, como guantes y gafas. En el hotel también pueden utilizarse otros productos químicos, como pesticidas o herbicidas. Los empleados deben saber cómo manejar estos productos químicos de forma segura. Los empleados deben seguir todas las instrucciones e indicaciones de seguridad. Si no están seguros, deben preguntar al supervisor o al gerente.

Si estás buscando equipamiento para hotel, visita Nosade.es, en su catálogo encontrarás todo tipo de mobiliario diseñado especialmente para encantar a los huéspedes.

Carros de limpieza de hoteles: Lo que necesitas saber

Incendios y quemaduras


El fuego es uno de los riesgos más peligrosos en los hoteles. Debe tratarse con el máximo cuidado y precaución. Los empleados deben saber qué significan los diferentes sonidos de la alarma de incendios, la forma correcta de evacuar el edificio en caso de incendio y el procedimiento correcto para apagar los incendios más pequeños. Los empleados también deben conocer los tipos de incendios más comunes y cómo se pueden prevenir. Los incendios provocados por la cocina son el tipo de incendio más común en los hoteles. Es importante evitar cocinar cuando se está cansado y utilizar un detector de humo autónomo cerca de la zona de cocina. También es importante utilizar ollas, sartenes y otros equipos de cocina resistentes al fuego.


Choque eléctrico


Las descargas eléctricas son un riesgo grave en los hoteles debido al gran número de aparatos eléctricos que se utilizan, como los aparatos de aire acondicionado, los frigoríficos, los calentadores de agua y las lámparas. Los empleados deben seguir las instrucciones del fabricante de cada aparato. La precaución más importante contra la electrocución es desconectar siempre la corriente eléctrica cuando se reparan o limpian los aparatos. También es importante comprobar si el cableado está defectuoso y evitar tocar los cables mientras se trabaja.



Toxinas y problemas de ventilación


Algunas toxinas pueden encontrarse en diversos materiales, como papeles pintados, pinturas y alfombras. Los empleados deben comprobar siempre los ingredientes de los materiales utilizados en las habitaciones del hotel para evitar la toxicidad. También existe el riesgo de una mala ventilación en determinadas habitaciones, como las utilizadas para procedimientos médicos. Cuando una habitación no está bien ventilada, existe el riesgo de intoxicación por monóxido de carbono. Los empleados deben comprobar el sistema de ventilación de cada habitación.


Riesgos ergonómicos


El término "ergonomía" se refiere al estudio de cómo las personas interactúan con su entorno. Una postura pobre o incorrecta puede provocar dolores y lesiones. Es importante que los empleados adopten una postura correcta cuando trabajen con objetos pesados, levanten equipaje o transporten objetos pesados, o estén sentados frente al ordenador durante largos periodos de tiempo. Los empleados deben tratar de elegir una silla adecuada que se adapte al cuerpo de la persona y evite encorvarse. También deben hacer breves descansos del ordenador cada una o dos horas. También es importante que los empleados cambien regularmente de posición cuando trabajen con objetos pesados o levanten objetos.


En conclusión, el trabajo en los hoteles se encuentra entre las ocupaciones más peligrosas del mundo. Aunque el riesgo de lesiones puede reducirse mediante una formación adecuada y equipos de seguridad, es importante recordar que nunca puede eliminarse por completo. Para mantener realmente seguros a los empleados y a los huéspedes, los propietarios y gestores de hoteles deben invertir en una buena formación y en programas de seguridad frecuentes. También es importante asegurarse de que los empleados se sientan cómodos hablando de los peligros y planteando cualquier preocupación que puedan tener respecto a la seguridad de su entorno de trabajo.


2 visualizaciones0 comentarios